Que es necesario saber de la higiene en las piscinas públicas

por / viernes, 29 noviembre 2013 / Publicado enpiscina pública
Las dimensiones de una piscina publica deben ser las adecuadas para el uso a que han sido destinadas, y su forma la más apropiada para la practica del baño y el deporte de nadar, intentándose evitar los recodos y las sonas de difícil acceso para facilitar después su limpieza y la evacuación del agua si se debe hacer.

En cuanto a las paredes deben ser lisas y claras, el material ideal es la membrana armada AlkorPlan, que es idónea para este tipo de instalaciones por su acabado liso y suave y resistente. El suelo en las piscinas públicas debe ser antideslizante y plano para prevenir accidentes a los bañistas, o con una leve inclinación para facilitar el desagüe, pudiendo ser el pavimento escalonado para facilitar su acceso y salida a los bañistas.

El agua de las piscinas públicas debe ser renovada o reciclada, filtrada, desinfectada correctamente y ser desinfectante puede ser a base de cloro, bromo u oxígeno. Actualmente están muy de moda las desinfecciones a base de rayos ultravioleta u ozono, pero una piscina bien tratada con cloro siempre dará la seguridad de una buena desinfección.

Respecto al aporte de agua puede producirse en circuito abierto o en circuito cerrado. En el primer caso el agua es renovada parcial o totalmente, después de su uso; el llenado y vaciado debe ser continuo y de tal forma
que en la piscina se produzca una verdadera y permanente corriente de agua, determinante de un barrido uniforme de la masa de aglia La cantidad de agua necesaria en estos casos es muy importante, por lo que
solamente podrá utilizarse este sistema en aquellos Establecimientos Balnearios en los que cuentan con  un gran aforo de bañistas.

Deja un comentario

SUBIR UA-53932805-1